16/11/2021

La construcción industrializada presenta una elevada tasa de crecimiento en las zonas urbanas. Descubre todas sus ventajas.

La construcción modular industrializada

Ventajas de la construcción industrializada

En España, aunque de manera tímida todavía, la construcción modular o industrializada está ganando fuerza. Buena muestra de ello es el peso que este sector tiene en Rebuild Expo (21 -23 de septiembre, Ifema, Madrid), donde se le dedican varias charlas y ponencias, entre las que cabe destacar la presentación del Libro Blanco de la Construcción Industrializada o la sesión La Construcción Industrializada en la Agenda 2030: Sostenibilidad y Medioambiente, vinculado directamente esta forma de construir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y a la Agenda 2030. 

Y es que, la construcción industrializada no solo nos proporciona una forma de construir rápida, eficiente y controlada, también nos permite reducir la huella ambiental del edificio a lo largo de todo su ciclo de vida, aplicando criterios de economía circular y contribuyendo de manera activa a la descarbonización del parque edificado.

Ventajas de la construcción industrializada 

  • Ahorro de tiempo, dinero y energía a lo largo de todo el proceso constructivo.
  • Reducción notable de la manipulación de los materiales, que evita daños y errores.
  • Reducción de los residuos. Al ser un proceso estandarizado y mucho más controlado, se evita el desperdicio de materias primas
  • Minimiza la posibilidad de que se produzcan fallos durante la ejecución del proyecto.
  • Reduce el impacto ambiental también durante el transporte de los materiales y la instalación de los diferentes módulos.
  • Permite que las distintas partes del inmueble sean desmontadas y recicladas con mayor facilidad al final de la vida útil del edificio. 

En este contexto, las empresas fabricantes de materiales y soluciones para la edificación están ofreciendo su conocimiento e innovación para su aplicación en el campo de la construcción industrializada. Es el caso de SIKA, que cuenta con una sólida experiencia práctica en el campo de las aplicaciones industriales (automoción, marítimo, electrodomésticos y energías renovables, entre otros), que ahora pone al servicio de la construcción modular, para la creación de los diferentes elementos del edificio. 

Por ejemplo, la experiencia de la compañía en el desarrollo de soluciones para el aislamiento acústico en cabinas de camión, se puede trasladar al campo de la construcción, logrando una reducción del ruido del 25% en el interior de la vivienda.

También se ha conseguido una producción de paneles sandwich un 30% más rápida, optimizando los tiempos en construcción... Y estos son algunos ejemplos de la aportación a la eficiencia del empleo de estas soluciones, que se pueden usar tanto en obra nueva, como en rehabilitación; tanto en exteriores (pavimentos, fachadas, cubiertas, etc.), como en el interior (cuartos húmedos, baños, cocinas...). 

Es indudable que apostando por soluciones de construcción industrializada, el sector da un paso más en el camino para lograr un parque construido más eficiente, con el que dar respuesta al reto de la descarbonización de los edificios.