El revestimiento final de un túnel es la referencia visible permanente del aplicador. La excepción es el revestimiento final con panelado. El revestimiento interior de hormigón y de hormigón proyectado se utiliza en ambos casos para un revestimiento final duradero. Cuanto más alta sea la especificación para la regularización del hormigón final, más probable será que se utilice un revestimiento de hormigón estructural con formas anulares interiores. Los acabados interiores formados son considerados estéticamente superiores.

Aunque las instalaciones nuevas y adicionales son necesarias a gran escala para este revestimiento, el coste puede ser compensado por la economía del hormigón de anillo interior, dependiendo de la longitud del proyecto. Este trabajo exige moldes grandes de anillos internos y la tecnología de máquinas para el suministro del hormigón, el compactado y el desplazamiento de las formas. La producción convencional de hormigón requiere un trabajo de compactación grande debido a que, normalmente, el hormigón de revestimiento interior tiene un importante grosor de pared.

La accesibilidad suele ser difícil, lo que implica que se utilicen los llamados "vibradores de forma", a pesar de que tengan un efecto de profundidad limitado y requieran mucha mano de obra, que también resulta en significativa contaminación acústica adicional. Una innovación importante puede ser el uso de hormigón autocompactante (SCC) que sustituye todo el proceso mecánico de compactado y tiene una consistencia fluída que permite rellenar por completo estas formas.

Sin altas exigencias de gran uniformidad, el hormigón proyectado también es adecuado para el revestimiento definitivo. Antes de la instalación de la membrana impermeabilizante, la superficie de hormigón proyectado recibe a veces uniformidad a través de una proyección fina (gunita), lo que mejora en gran medida las condiciones para la colocación de las membranas impermeabilizantes y sin arrugas.

Métodos de revestimiento (con y sin proyección)
Revestimiento Definitivo duradero
(método de construcción)
 
Ventajas del Método seleccionado
 
Revestimiento de hormigón proyectado

El uso de las instalaciones existentes de la aplicación de hormigón proyectado:

  • una mejor economía en los túneles más cortos
  • sin instalaciones adicionales
Forma el revestimiento definitivo junto con la estabilización:

  • Ahorra una operación completa
Hormigón para revestimiento interno
Superficie de hormigón desigual:

  • menor resistencia al aire (ventilación)
  • mejores condiciones de iluminación
  • apariencia más atractiva
  • instalaciones de anclaje simple
Evita las faltas de homogeneidad del hormigón debido a la omisión del proceso de pulverización

Sin el requerimiento de "alta fuerza inicial", más opciones en el
mezcla de concreto para los requisitos de durabilidad