El diseño de mezcla del hormigón proyectado seco depende de los requerimientos. Sin embargo, aparte de los requisitos de fuerza temprana, la adaptación para optimizar la generación de polvo y la cantidad de rebote es esencial para la utilización económica del hormigón proyectado seco.

Es como resultado de estos parámetros que el tipo de cemento, clase y contenido de agregados y su granularidad, nivel de agua (humedad inherente) y tipo y cantidad de aditivos de hormigón proyectado son seleccionados y reafirmados por pruebas adaptadas después de la evaluación de los parámetros objetivo. Una formulación de hormigón proyectado seco típica es mostrado a continuación.

En el caso de tamaños de partículas de piedra, la disponibilidad local del producto es el factor clave para la elección de la curva de granularidad. La curva que mejor concilia las necesidades listadas debe ser establecida a través de pruebas con el material disponible. Las mezclas predosificadas secadas en horno para morteros proyectados se utilizan generalmente en hormigón proyectado, y especialmente en el caso de las gunitas. Estas gunitas se suministran en sacos o en silos, de tal forma que el lugar de obra no dependa de la disponiblidad regional del agregado.

Contenido en humedad de los agregados.

En el proceso seco, el valor previo de humedad inherente es muy importante para la generación de polvo y del suministro. Si el material está muy seco se generan grandes cantidades de polvo. Por otro lado, si el material es muy húmedo, se pueden producir bloqueos en la maquinaria de suministro. La humedad inherente de agregados debería estar entorno al 2% ó 5%, y es controlado por la humedad en el material granulado u obtenido por medios en instalaciones de humidificación especiales.

Las mezclas secas producidas localmente en las plantas de mezclado siempre tienen algo de humedad inherente porque el agregado solo puede ser almacenado totalmente seco en situaciones dificilmente alcanzables. Los morteros premezclados y el hormigón proyectado producidos en plantas de materiales secas son tan secos como el polvo, y deben ser pre-humedecidos para reducir sus emisiones de polvo a la hora de su utilización.