Cuando se tienen que aplicar cantidades grandes, el hormigón se bombea a través de tuberías bajo el método de flujo denso hacia la boquilla, donde se dispersa por el aire comprimido. El acelerante se mezcla con el hormigón por el aire comprimido. La boquilla forma la mezcla de hormigón-acelerante en un chorro de proyección. Gracias a una gran capacidad de salida, este método se emplea por un lado para la estabilización de la excavación en la construcción de túneles y en la otra para la estabilización de pozos de grandes edificios.

La principal diferencia con el hormigón bombeado convencional radica en un requerimiento de la pulsación tan bajo como sea posible durante el transporte, para obtener una carga constante en la boquilla. Para lograr ésto, se utilizan diversas maneras de mejorar la velocidad de alimentación y la reducción de interrupciones.

El aire comprimido se origina a través de un compresor que une unas mangueras separadas hasta la boquilla. La unidad de dosificación alimenta el acelerador a la boquilla también en mangueras separadas. La dosis se sincroniza con la cantidad de hormigón de modo que la cantidad preestablecida siempre se añade al acelerador de hormigón proyectado.

Se requieren máquinas de rotor especialmente diseñadas para el suministro del hormigón proyectado por vía húmeda por el proceso de flujo fino.

Ventajas

Las ventajas del proceso de proyección por vía húmeda son muchas y variadas. El método húmedo es el método más moderno y eficiente para aplicar hormigón proyectado con respecto a la vía seca.

  • mayor capacidad de salida de proyección, hasta 25 m3/h en algunos casos
  • nivel de rebote reducido entre dos y cuatro veces
  • mejora en las condiciones de trabajo por la reducción de la generación de polvo
  • reducción en los costes de desgaste del equipo de proyección
  • menos consumo de aire al proyectar por el método de flujo denso
  • calidad mejorada del hormigón proyectado aplicado (contenido de agua constante)

El hormigón proyectado por vía húmeda con método de flujo denso, exige más trabajo al comienzo (arranque) y al final (limpieza) en la proyección que el proceso seco. También el tiempo de trabajo está establecido durante la producción y el hormigón proyectado se debe aplicar dentro de ese tiempo, de lo contrario parte del hormigón se desperdicia.

Las aplicaciones ideales para el proceso de hormigón proyectado por vía húmeda se basa en las ventajas del proceso:

  • potencia de salida de la proyección alta o muy alta
  • requerimientos de durabilidad altos

Maquinaria para el Proceso de Flujo Denso

Para el proceso de proyección húmeda se pueden utilizar métodos manuales o mecánicos, pero el hormigón proyectado por vía húmeda se aplica tradicionalmente con máquina. Los altos rendimientos de aspersión y grandes secciones transversales requieren un trabajo mecanizado. Los sistemas de proyección de hormigón con bombas dúplex se utilizan principalmente para trabajar con mezclas húmedas. A diferencia de las bombas de hormigón convencionales, estos sistemas tienen que cumplir con el requisito adicional de la entrega de un flujo del hormigón tan constante y continuo como sea posible, para garantizar la aplicación de la proyección homogénea.

Video Putzmeister, Bomba de Doble Pistón