Durante el siglo pasado, el hormigón proyectado ha sustituido a los métodos tradicionales de revestimiento en túneles y se ha vuelto muy importante en la estabilización de la sección del túnel excavado. La construcción moderna de túneles sin hormigón proyectado es inconcebible. El hormigón proyectado es un término único que describe diversos componentes de una tecnología completa:

  • material
  • proceso de colocación
  • método de construcción

Estos tres componentes definen una tecnología completa que cuenta con una larga tradición, un gran potencial para la innovación y un gran futuro. El material pulverizado de hormigón es un diseño de mezcla que está determinado por los requisitos de la aplicación y de los parámetros especificados.

Por regla general, ésto significa una reducción en la clasificación de partícula a un máximo de 8 mm, un aumento en el contenido de aglutinante y el uso de aditivos especiales para hormigón proyectado que controlan las propiedades del material. El hormigón proyectado se utilizó por primera vez en 1914 y se ha desarrollado y mejorado en las últimas décadas de forma permanente.

Hoy en día hay dos tipos diferentes de procesos en el hormigón proyectado:

  • proyección en seco
  • proyección en mojado

Los principales requisitos para la mezcla se centran en la trabajabilidad (bombeo, aplicación de la proyección) y en la durabilidad, ésto es:

  • alta resistencia inicial
  • la configuración correcta de las características del hormigón
  • trabajabilidad sencilla (Tiempo abierto alto)
  • fácilmente bombeable (entrega de flujo denso)
  • fácilmente proyectable (manejable)
  • minimo rebote y polvo

El proceso de hormigonado por proyección designa su instalación. Después de la producción, el hormigón se transporta por medios convencionales al equipo de proceso. El mortero u hormigón proyectado se introduce en el lugar de uso a través de tubos o tuberías selladas resistentes a la alta presión, luego se proyecta y se compacta. Los siguientes métodos están disponibles para esta etapa del proceso:

  • proceso de flujo denso para el hormigón proyectado por vía húmeda
  • proceso de flujo fino para el hormigón proyectado por vía seca
  • proceso de flujo fino para el hormigón proyectado por vía húmeda

Antes de ser pulverizado, el hormigón pasa a través de la boquilla a alta velocidad. Se forma un chorro y se añaden otros componentes necesarios para la mezcla como el agua, el aire comprimido para el proceso de "alta densidad de flujo" y los aceleradores de hormigón proyectado en su caso. La mezcla de hormigón preparado se proyecta luego sobre el soporte a alta presión, que compacta tan fuertemente que se forma una estructura de hormigón de forma instantánea.

En función de la aceleración del hormigón proyectado, se puede aplicar a cualquier elevación, incluyendo verticalmente por encima de la cabeza.
El proceso de hormigonado por proyección se puede usar para muchas aplicaciones diferentes. Tanto el hormigón como el mortero son utilizables para reparaciones de hormigón, construcción de túneles y minería, estabilización de taludes e incluso en el diseño artístico de edificios. La construcción por hormigón proyectado tiene varias ventajas:

  • aplicación en cualquier elevación gracias a que el hormigón proyectado se adhiere inmediatamente y soporta su propio peso
  • se puede aplicar incluso en soportes irregulares
  • gran capacidad de adhesión
  • configuración totalmente flexible del grosor de la capa in-situ
  • hormigonado sin encofrado
  • la proyección de hormigón armado también es posible (refuerzo con malla de fibra)
  • se alcanza una capa soportante sin necesidad de formas (encofrados) o tiempos de espera largos

El hormigón proyectado es un método de contrucción flexible, económico y rápido, pero requiere una alto grado de mecanización y especialización.