Qué significa la marca Sika

La marca Sika es sinónimo de calidad, innovación y servicio, un vínculo sólido entre la empresa y sus clientes en todo el mundo, tanto en grandes construcciones como en tiendas minoristas. Sin embargo, el verdadero poder de la marca Sika es el compromiso de todos sus empleados en cumplir y superar las expectativas de los clientes. Somos conscientes de que una marca fuerte representa una promesa cumplida. Nuestro objetivo, además de ofrecer calidad, innovación y servicio, es crear valor para nuestros clientes.

Calidad

La calidad es uno de los pilares de la identidad de la marca Sika. Abarca todos nuestros productos y permite medir el desempeño de los servicios y los procesos generados dentro y fuera de la empresa.

El concepto de calidad de Sika se compone de tres aspectos: la calidad de cada producto, la calidad de la relación entre clientes y socios y la calidad del servicio. Sika, por tanto, es proveedor y socio de mercado al mismo tiempo. El grupo ofrece soluciones completas al cliente que consisten en productos, asesoramiento y servicios en la propia localización.

El alto nivel de especialización de los empleados de Sika en los proyectos, la gestión de importantes cuentas y el negocio de distribución, así como una red global de centros de fabricación, ayudan a combinar los recursos y a su aplicación eficaz.

Una parte importante de la política de Sika es combinar la calidad y la responsabilidad ambiental. Entendemos ésto como la responsabilidad de cada empleado para manejar los recursos naturales eficientemente, en el diseño de los productos y en los procesos de fabricación. La mayoría de las empresas del grupo Sika han sido certificadas con la norma ISO 9001 e ISO 14001 desde hace muchos años. Apoyamos las iniciativas de calidad integral y medio ambiente dentro de los diversos institutos y consejos consultivos.

El sistema de Gestión de Sika para la optimización de los ciclos de proceso y calidad del producto también se ajusta a las directrices detalladas de la industria automotriz. Las certificaciones han superado con éxito los procesos TS 16949 orientados a la industria del automóvil, igualmente, las numerosas auditorías de los clientes son requisitos previos para el alcanzar el estatus de proveedor de Clase A, que Sika mantiene con todos los principales fabricantes de automóviles.

Innovación

La estrategia de I+D de Sika incluye componentes centralizados y no centralizados que se complementan perfectamente. La investigación de Sika Technology (que agrupa todas las responsabilidades y establece la gestión en I+D para todo el Grupo) cuenta con servicios de análisis y programas de investigación a largo plazo.

El segundo componente de la estrategia de I+D es la adaptación regional de productos, soluciones y aplicaciones. Centros Regionales de Tecnología y Centros de Apoyo Técnico en América, Europa y Asia se unen a este reto. En colaboración con los centros de soporte regionales próximos a los clientes, los centros de tecnología adaptan los productos Sika a las condiciones y necesidades locales. Los centros de soporte también son responsables de encontrar materias primas adecuadas de fabricación local para optimizar el costo del producto en la región concreta.

Como el volumen de información a gestionar y la complejidad de los requisitos del producto son cada vez mayores, Sika combina el uso concentrado de los recursos (Centros Tecnológicos y Centros Regionales de A+) con la administración central de los conocimientos técnicos y adaptación de soluciones globales a las necesidades regionales y locales.

Servicio

Todos los procesos de fabricación y de negocio de las unidades Sika están continuamente mejorando y en desarrollo para lograr una producción más rápida, rentable y eficiente en favor de nuestros clientes. La calidad y la satisfacción del cliente son para Sika en todo momento su objetivo fundamental.

Disponer de un servicio integral y un asesoramiento competente es especialmente importante en las relaciones con los clientes. Sika se ve a sí misma no sólo como un proveedor de productos, sino como un socio que ofrece soluciones completas al cliente basadas en productos, asesoramiento y servicios.

El asesor de cada cliente empieza por analizar de forma precisa sus necesidades y proponer la solución que mejor se adapte a la zona y tipo de aplicación. La compañía, además, otorga un gran valor a que la documentación del producto sea fácilmente comprensible para el usuario.